← Volver al Blog

Tipos de colchones ¿cuál elegir para cada necesidad?

Escrito por gruposantamaria Lectura de 7 Min

El descanso es un pilar fundamental de nuestra salud y bienestar. Pasamos aproximadamente un tercio de nuestras vidas durmiendo, y la calidad de nuestro sueño influye directamente en nuestra energía, concentración y estado de ánimo durante el día. 

Por lo tanto, contar con un buen colchón no es un lujo, sino una inversión en nuestra salud física y mental. En esta nota de blog te explicaremos los factores a considerar al elegir un colchón, los tipos de colchones y cuál elegir para cada necesidad

Factores a considerar  

La elección de un colchón no debe tomarse a la ligera. Aquí te mostramos qué factores claves debes considerar al elegir uno:

1. Firmeza: La firmeza del colchón afecta directamente nuestra comodidad y salud. Un colchón demasiado firme puede ejercer presión sobre los puntos de contacto, mientras que uno demasiado suave puede no proporcionar suficiente soporte para la columna vertebral. La firmeza adecuada contribuye a un sueño reparador y previene dolores musculares y articulares.

2. Tamaño: El tamaño del colchón debe adaptarse a tus necesidades y espacio disponible. Desde las dimensiones individuales hasta las camas king size, cada tamaño tiene sus ventajas. Un colchón demasiado pequeño puede afectar la calidad del sueño y la comodidad.

3. Durabilidad: Un buen colchón debe durar muchos años. Considera la calidad de los materiales y la garantía ofrecida por el fabricante. Cambiar el colchón con frecuencia puede afectar negativamente nuestra salud y presupuesto.

4. Valor: El  valor del colchón es un factor importante. Considera que es una inversión a largo plazo en tu bienestar. Equilibra la calidad con tu presupuesto para tomar la mejor decisión.

Tipos de colchones para cada necesidad

1. Colchón Ortopédico

Si tienes problemas de columna debes usar un colchón ortopédico que te permita tener una mejor postura al dormir y reducir los dolores. Son populares entre quienes sufren de dolor de espalda y cuello, personas mayores, atletas y quienes se recuperan de lesiones. 

Son muy recomendables para aquellas personas que necesitan descansar en un colchón adaptable al cuerpo, sobre todo hombros y caderas dado que ejercen mucha presión durante el descanso.

2. Colchón Quiropráctico

El colchón quiropráctico es otro protagonista en la búsqueda del descanso óptimo. ¿Qué lo hace especial? Su enfoque en mantener la columna vertebral en una posición neutral durante el sueño. 

Si buscas un alineamiento adecuado de la columna, este tipo de colchón es tu elección. Al dormir sobre él, tu espalda se beneficia de una alineación óptima, evitando curvaturas excesivas o tensiones. Además, distribuye uniformemente el peso corporal, lo que contribuye a prevenir molestias y lesiones relacionadas con la postura. 

 

3. Colchón según textura y tela

Si no tienes ningún problema de salud puedes buscar un colchón de acuerdo a tus preferencias de dureza y suavidad. Hay diferentes tipos de colchones que se adaptan a distintas necesidades y gustos. 

En cuanto a las telas, es importante tener en cuenta algunas características que pueden influir en la calidad y comodidad del colchón:

Telas algodonadas: El algodón es una tela suave y transpirable, ideal para personas que buscan un colchón fresco y confortable.

Telas antiácaros: Los colchones con telas antiácaros son ideales para personas alérgicas, ya que ayudan a prevenir la proliferación de ácaros en el colchón.

Telas hipoalergénicas: Las telas hipoalergénicas son recomendadas para personas con piel sensible o alergias, ya que son menos propensas a causar irritaciones.

En Dream On, contamos con colchones ortopédicos y quiroprácticos, diseñados con telas algodonadas, hipoalergénicas y antiácaros para minimizar las reacciones alérgicas y brindarte un descanso seguro y confortable. A su vez, utilizamos materiales certificados OEKO-TEX lo cual garantiza que nuestros productos están libres de más de 300 sustancias nocivas.

Recomendaciones y cuidados para tu colchón 

1. Humedad: Evita la acumulación de humedad en el colchón. La humedad puede favorecer el crecimiento de ácaros y moho. Siempre coloca el colchón en un lugar seco y bien ventilado.

2. Limpieza regular: Aspira el colchón al menos una vez al mes para eliminar partículas de polvo y ácaros. 

4. Utiliza un protector de colchón: Protege el colchón contra manchas, derrames y desgaste. Elige un protector transpirable que no afecte la ventilación del colchón. 

5. Rotación regular (cada 3 meses): Gira el colchón cada 3 meses para distribuir uniformemente el desgaste. Esto prolonga su vida útil y mantiene la comodidad.

6. No lo utilices para otras funciones: Evita usar el colchón como superficie para planchar, saltar o comer. Estas actividades pueden dañar la estructura interna y afectar la firmeza. 

7. Reposición sobre una superficie firme:  Siempre coloca el colchón sobre una base sólida y estable. No lo apoyes directamente sobre tablas o tubos separados

Elegir el colchón adecuado es crucial para nuestro bienestar. Prioriza la calidad del sueño y cuida tu salud al invertir en un colchón que se adapte a tus necesidades individuales. Recuerda que tu descanso no es un lujo, sino una inversión en tu salud física y mental. 

Si necesitas más detalles sobre los tipos de colchón y cuál podría adaptarse a tus necesidades,  no dudes en comunicarte con nosotros

    Notas

    Contenido exclusivo directo a tu bandeja de entrada

    Suscribete al blog y dejate guiar por expertos en diseño y transformación para crear espacios que reflejen tu verdadera esencia e iniciar proyectos con las información que requieras en cada paso del proceso